Columnas y Cartas al Director

Los machitos pa’ fuera: Todos, incluso tus amigos


Por Josefa Beltrán V.

Hace unos días asesinaron al rapero de 20 años Jahseh Onfroy, más conocido -o no tanto- como XXXTentación. Su muerte remeció a sus fans y dejó condolencias de otros exponentes, como Kanye West y Tyga. A pesar de que su carrera musical iba en ascenso, no fue esa la huella que dejó.

Antes de morir, XXXTentación esperaba el juicio por violencia domestica. Fue acusado -entre otras cosas- de violentar física y psicológicamente a su ex pareja, Genova Ayala, mientras estaba embarazada. “Me golpeó, me estranguló, me rompió colgadores de ropa en las piernas, me amenazó con cortarme el pelo o cortarme la lengua, me ponía cuchillos o tijeras en mi cara, me puso la cabeza bajo el agua”, narró Genova en una entrevista para el Miami New Times. Pudo denunciar después de escapar de la casa del rapero, que la mantuvo encerrada por dos días.

Sumado a esto fue juzgado por posesión de armas, robo con violencia, allanamiento de morada y acoso y, durante una entrevista, declaró haber golpeado de gravedad a su compañero de celda por ser homosexual.

Hace poco menos de una semana, un amigo me contó que se había enterado que un rapero que le gustaba había sido acusado de lo que anteriormente mencioné. Hasta ese momento, no tenia idea de la existencia de XXXTentación. A los tres días me dice “¿Te acuerdas del rapero del que te hablé el otro día? Lo mataron”. A mi sorpresa – o la verdad, no tanta- sus fanáticos salieron en su defensa, negando con un montón de teorías conspirativas, la culpabilidad de X. “La polola mentía, solo quería plata”, “golpeó al tipo de la cárcel por que él se le insinuó”.

Somos la clase de sociedad que es capaz de defender ciegamente a quien abusa, maltrata o viola por su ‘talento’. Y de seguir perpetuando su espacio al escucharlos en Spotify o al reproducirlos en Netflix. De poner las manos al fuego por su inocencia, sin detenernos un segundo a mirar a quien fue victima, y excusarnos en “nunca sabremos la verdad” y “siempre hay dos versiones para todo”.

Defender antes que todo a quien violenta, a pesar de que sea un completo desconocido me hace entender la existencia de quienes, hombres y mujeres, defienden y confían plenamente en su amigo abusador. Si te enojó cuando a Nábila Rifo le sacaron sus ojos o te indignó cuando, entre cinco hombres, violaron a una joven mujer en España, si los repudias a ellos, ¿por qué a tus amigos, abusadores, acosadores o violadores los proteges?

No podemos pedir la condena de unos machitos, mientras perdonamos o, incluso, premiamos a otros. Como sociedad y como individuos debemos despojarnos de la ciega protección y confianza hacia quienes violentan solo por tener una relación afectiva con ellos. Y también, cuando son quienes admiramos. Nadie que conozcamos está libre de la violencia, de la homofobia o del machismo.

Muchos de los casos de violación o abuso sexual se dan entre amigos. Entre personas a las que les tenemos confianza y muchas veces, cariño. En ambientes de carrete y de buen vacile. Es por esto que tenemos que abandonar las excesivas aprensiones y no tenerle miedo a perder amigos si es que estos perpetúan el sistema patriarcal, machista y violento. Desconfiemos del machito y empecemos a creerle a nuestras compañeras. Dejemos de lado la hipocresía: no es solo con algunos, es con todos.

ni-una-menos-900x600

Imagen: http://www.duna.cl/noticias/2018/05/04/niunamenos-marcha-11-de-mayo/

0 comments on “Los machitos pa’ fuera: Todos, incluso tus amigos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: