Columnas y Cartas al Director Género y Disidencia

La Cultura de la Violación: donde la normalización es el enemigo

“La cultura de la violación”. Suena como el nombre de un documental de Netflix, ¿cierto? Sin embargo, no lo es. Es un término sociológico usado para describir una cultura en la cual la violación es un problema social y cultural; y es aceptada y normalizada debido a actitudes sociales hacia el género, el sexo y la sexualidad.

Es algo de lo que comúnmente no se habla hoy en día ocupando su término en sí, ya que no mucha gente sabe que es algo que existe, que está aquí, y se halla muy presente. Sin embargo, al mismo tiempo es invisible. La no tan famosa rape culture es como un fantasma paseándose dentro de nuestra humanidad; la sentimos, le tememos, y es algo que puede verse, pero que mucha gente decide ignorar porque supuestamente “no existe”.
Hacemos cuenta de la no tan sigilosa cultura cuando vemos las publicidades de cualquier cosa con una imagen hipersexualizada del cuerpo femenino, da lo mismo si tiene que ver con este o no; cuando al escuchar de una situación de acoso, se comenta que la culpa la tuvo la víctima, ya sea por lo que tenía puesto o por cualquier otra circunstancia (“ya, que pena y todo, pero ¿viste como andaba vestida? parecía prosti”, “estaba entera curá, era obvio que le podían hacer cualquier cosa”, etc.); vemos ejemplos de esta llamada cultura cuando las personas llegan y tiran piropos en la calle, con palabras subidas de tono y completamente innecesarias.

La cultura de la violación es todo dentro de la victimización (ej: cuando te sacan fotos sin permiso, las actitudes sexistas, la homofobia/transfobia, entre otras), la degradación (las famosas “dick picks”, los agarrones, los piropos, y más), la eliminación de la autonomía (la coerción sexual, el hecho de quitarse el condón en medio de la actividad sexual sin que la otra persona lo sepa, etc), y por último, la violencia explícita (el incesto, el abuso físico y/o psicológico, la violación, e incluso el asesinato).

Actualmente, vivimos en una sociedad donde muchas de estas cosas se tratan como algo normal y corriente, algo de todos los días; se normalizan. Y acá es donde eso es el peor enemigo. Comportamientos grotescos que incomodan han sido manipulados para considerarse como halagos, la palabra “violar” se ocupa en bromas que se ocupan a diario, tanto entre adultos como en niños, el decir que un hombre es “machito” porque tiene ciertas actitudes y que no puede ser “niñita” porque eso es algo malo y débil.

En vez de ponerse las pilas para dejar de lado esos comportamientos, la gente reta a las mujeres por ocupar ropa con la que se sienten cómodas.

Tal vez es hora de pegarse la cachá y pensar “oye, ¿y si paramos de hacer x cosa y empezamos con algo menos negativo y tóxico?”

Es tiempo de parar la chacota, de dejar de hacerle la vista gorda cuando vemos que le tiran palabras vulgares a las niñas por la única razón de que andan con jumper corto.

 

Ya no estamos para aguantar los abusos hacia quienes menos se lo merecen, y si la sociedad está en proceso de cambio, hay que hacer lo que se pueda para erradicar conductas tóxicas como la mencionada.

Fuente imagen: mujer.lobo

0 comments on “La Cultura de la Violación: donde la normalización es el enemigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: